FANDOM


-Mizuho, yo no sé, no me encuentro muy bien la verdad-dijo Darío

-lo mejor será que medites sobre lo que te acabo de decir, volvamos a mi casa, quizás aquel chico ya haya llegado-dijo Mizuho soltando las manos de Darío y dándose la vuelta para dirigirse a su ropa

-Sí, será lo mejor- dijo Darío que en cuanto volvió a darse cuenta de que estaba desnudo se sonrojo de nuevo corriendo a su ropa para ponérsela a gran velocidad

-si ya habéis terminado de hablar será mejor que me deje ver de una vez, porque aquí llevo un buen rato observándoos y escuchándoos-dijo una voz masculina

-como siempre Tsukiyo, has sido capaz de acercarte a mi sin que yo me diese cuenta de tu presencia-dijo Mizuho. Un chico salió de entre los arboles aterrizando frente a ellos, era un chico de apariencia joven vestido con un traje similar al de los sacerdotes sintoístas

-y como siempre tu careces de la vergüenza para estar desnuda con tu forma verdadera frente un humano que además de estar también como vino al mundo y al que abrazaste por la espalda, e incluso te mostro su falo al que miraste con tu lujuriosa mirada de Kitsune-dijo Tsukiyo

-Ya sabes Tsukiyo que la última vez que tuve relaciones sexuales con un chico fue hace más de cuarenta años y el pene de Darío aquí presente es el primero que he visto desde entonces y me cuesta bastante controlar mis impulsos por la lujuria de Kitsune aunque Kyubimon me ayude a controlarlos haciendo lo que tú ya abras oído cuando se lo dije a Darío

-bueno, dejemos esto para otra ocasión-dijo Tsukiyo que miro a Darío -. ¿Él es el que tiene supuestamente sangre de Kitsune?

-es lo que ella me ha dicho-dijo Darío

-pareces un humano normal y corriente-dijo Tsukiyo

-las apariencias engañan Tsukiyo, te puedo asegurar que este humano por muy normal y corriente que parezca su cosmos es el de un Kitsune-dijo Mizuho

-me llamo Dario gusto conocerte-dijo el joven dando la mano

-ya, yo soy Tsukiyo del viento-dijo haciendo una reverencia como saludo, Dario enseguida hizo lo mismo-. vayamos a tu casa Mizuho y allí comprobare si tus palabras son acertadas o meramente erróneas-.

Ambos regresaron por el camino de vuelta al hogar de Mizuho, Darío pensó en lo que dijo la chica de que hacia- cuarenta años que no tenía relaciones sexuales y no aguanto la curiosidad de preguntar

-Mizuho, ¿en serio hace cuarenta años que no tienes ya sabes?

-¿sexo? Tengo cerca de cuatrocientos años y en ese tiempo he tenido sexo aproximadamente con unos seis chicos diferentes, y alguna que otra chica no te voy a engañar-explico Mizuho

Llegaron a la casa de Mizuho que esta vez tenía una apariencia algo ruinosa, Veemon corrió hacia Darío

-¡Darío, algo raro ha ocurrido de repente la casa ha tomado un aspecto horrible!-grito Veemon

-mi ilusión que hacía que se viera totalmente en buen estado ha caído cuando tome mi forma original-dijo Mizuho

-¡¿Quién es ella?!-pregunto Veemon asustado

-¿es que no reconoces a la linda joven a la que con Darío ayudaste a vencer a Reppamon?-dijo la chica

-¡¿Mizuho eres tú?!-pregunto exaltado Veemon

-si es ella, en realidad es una Kitsune-dijo Darío

-no me lo puedo creer, parece una broma pesada-dijo Veemon

-¿podemos empezar de una vez?-pregunto Tsukiyo acercándose a Darío -. Veamos si realmente tú tienes la sangre de un Kitsune.- saco un cuchillo y a una velocidad casi imperceptible causo un corte en la mejilla izquierda de Darío para que saliera sangre

-¡¿pero qué demonios haces?!-exclamo Veemon amenazando a Tsukiyo haciendo girar sus brazos

-cálmate enano-dijo Tsukiyo paralizando a Veemon con algún extraño conjuro que le encerró en una especie de burbuja

-¡maldito!-dijo Veemon tratando de moverse con toda su fuerza para vencer al conjuro.

Tsukiyo con un dedo cogió la sangre de Darío y sin ninguna especie de rechazo la probó haciendo que Darío pusiera cara de asco

-Al final Mizuho lo que me has dicho es completamente cierto, esta sangre es cien por cien de un Yokai Kitsune-dijo Tsukiyo

-¡no había porque hacerme un corte!-grito Darío furioso

-deja de gritar tanto-dijo Tsukiyo -. Es solo un corte limpio de nada que en un día se cerrara.- chasqueo los dedos para librar a Veemon de su burbuja antes

-que odioso es-murmuro Veemon

-tranquilos por favor-dijo Mizuho acercándose a Darío para mirar el corte en la mejilla

-sé que lo que quieres es que ye ayude a despertar el poder de tu cosmos-dijo Tsukiyo

-así es-afirmo Darío

-pues entonces empecemos-dijo Tsukiyo abalanzándose a Darío a la velocidad del viento golpeándole con la mano derecha en el estómago lanzándole contra los árboles, el joven se levantó dolorido

-¡pero por qué demonios me pegas!-grito Darío

-estoy forzando a tu cosmos a salir y no hay mejor modo para ello que un combate-dijo Tsukiyo que se movió detrás de el -. Mejor será que te defiendas e intentes despertar tú cosmos antes de que acabes en un hospital.- Tsukiyo lanzo una especie de ciclón por la boca que le lanzo por los aires cayendo de espaldas al suelo

-¡ya basta Tsukiyo!-grito Mizuho

-no hasta que me muestre su cosmos-dijo Tsukiyo

-¿quieres que te muestre mi cosmos?-pregunto Darío alzándose -. ¡Pues te mostrare que yo nunca me rindo!-. Darío apretó sus puños corriendo contra Tsukiyo que ágilmente le evadió golpeándole en la nuca dejándole tirado en el suelo prácticamente inconsciente

-Darío-dijo Veemon corriendo hacia su amigo humano

-ha sido decepcionante-dijo Tsukiyo -. Me sorprende que no haya muerto contra Reppamon, solo es un fracasado que debería de volverse a su país-. Darío se levantó de golpe envuelto en su rojizo cosmos y con ojos de Kitsune

-su cosmos ha vuelto a despertarse-dijo Kyubimon

-¡te demostrare que yo no soy ningún fracasado!-grito Darío poniéndose enfrente de Tsukiyo y sin que él pudiese reaccionar recibió un golpe en la cara que le lanzo contra la casa atravesando todas las paredes acabando en el otro lado del edificio

-eso es lo que yo quería ver-dijo Tsukiyo con su ropa hecha jirones y con algunos cortes aparte del moratón de su ojo derecho a causa del puñetazo

-¿contento?-pregunto Darío desvaneciéndose de nuevo su cosmos

-sí, ya veo que tu rabia y fuerza de voluntad son las que realmente despiertan tu cosmos de Kitsune pero yo te enseñare a dominarlo para que lo puedas controlar libremente y sin problemas-dijo Tsukiyo

-pero primero los dos reparareis nuestra casa-dijo Kyubimon

-¿Qué has dicho?-preguntaron Darío y Tsukiyo al unísono dirigiendo su mirada hacia los agujeros de la casa por el golpe que Tsukiyo recibió por parte de Darío. Los dos cogieron tablones de madera, martillos, clavos y sierras para empezar la reparación de los destrozos causados.

-si no hubieras empezado a atacarme no estaríamos teniendo que reparar esta casa-dijo Darío a Tsukiyo mientras daba unos martillazos

-¿conque es culpa mía eh?-pregunto Tsukiyo mientras serraba una tabla de madera por la mitad -. ¡Si no me hubieras golpeado en dirección contra esta casa no habría agujeros que reparar!-. Darío y Tsukiyo de nuevo se acercaron furiosos con herramientas en sus manos

-los dos calmaos por favor, no quisiera que llegue la sangre al rio-dijo Mizuho

-por ti no me peleare con este-gruño Darío volviendo a su trabajo de colocar los tablones y clavar los clavos con el martillo. Ambos tardaron algunas horas pero al atardecer finalmente lograron terminar de reparar la casa de Mizuho y Kyubimon con pequeños contratiempos como que Darío se diera sin querer en un dedo con el martillo o que se volviera a pelear con Tsukiyo haciendo algún pequeño destrozo más que tuvieron que reparar

-muy buen trabajo-dijo Kyubimon revisando las repararas paredes de la casa -. Han quedado como nuevas-. Los dos chicos estaban agotados por el largo trabajo

-mañana te ayudare a controlar el cosmos que ahora estoy totalmente agotado-dijo Tsukiyo jadeando

-me parece bien-dijo Darío. Unos pequeños golpes en la puerta llamaron la atención de todos

-¿esperas a alguien más?-pregunto Veemon a Mizuho

-no-respondió Mizuho dirigiéndose a la puerta abriéndola, tras la puerta estaba Lopmon con todo su cuerpo cubierto de heridas que cayó al suelo

-¡Lopmon!-exclamaron Darío y Veemon

Tho Be Continued

Anterior Capitulo: Caliente Conversacion en las Aguas Termales

Siguiente Capitulo: (Proximamente)

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.