FANDOM


Mattias: ¡Lo conseguimos!

Ayame: ¡Sí!

Shigeru: Uff, menos mal.

Zelda: Por poco no lo contamos.

Kai: Era muy poderoso.

Yuki: Ya te digo.

Los Digimons regresan a su forma de novato tras el cansancio supuesto por el combate. El grupo se da la vuelta para dirigirse a la salida, pero entonces ven a alguien encapuchado entrar dentro de la sala.

Mattias: ¿Quién eres?

???: Lo sabrás a su debido tiempo. Muy pronto.

Shigeru: ¿Qué haces aquí?

???: Lo que os voy a decir es que soy miembro de los Digimon Hunters.

Zelda: ¿Aún seguís dando guerra? ¿No habéis aprendido la lección?

El encapuchado se ríe.

???: Os reto a un combate. Será a las afueras de nuestra base, la Torre de los Digimon Hunters. Os doy tres días para descansar, el combate contra Kronosmon debe haber sido agotador.

Kai: No te rías de nosotros, maldito.

???: No lo hago. Ya tendré tiempo en el combate.

El individuo se esfuma tan rápido como había aparecido. El grupo se queda pensando en si ir al combate o si es una trampa demasiado peligrosa. Era obvio que en parte era una trampa, pero no pueden dejar libres a los Digimon Hunters.

Así que la batalla por decidir el destino final del Digimundo está a punto de comenzar. ¿Podrán los niños elegidos derrotar a los comandantes de los Digimon Hunters o serán éstos quienes conquisten el Digimundo?

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.